Buscando siempre el lado negativo de las editoriales

«También es curioso que tengan más repercusión los errores de planeta, mientras que sus aciertos… pues no la tienen. Te saca Norma o Dolmen o Astiberri, Gaston entero o Shade o Sandman Mystery Theatre o Krazy & Ignatz o Peanuts y no hay blogosfera para elogiarlos… »

Ivan en la Mlcomics

snoopy.jpg¿No hay blogosfera para elogiarlos? ¿Es qué acaso existe una conspiración en que todos los blogs nos hemos puesto de acuerdo en hundir a la editorial? Evidentemente no, porque cada uno somos de su padre y de su madre y es imposible controlar un ente con gente tan diversa y que va bastante por libre. Así que, ¿por qué le damos más hostias a Planeta que caricias? Hay que reconocer que editan una serie de tebeos muy buenos, por ejemplo todos esos que dice Ivan. Hace años que ni siquiera nos atrevíamos a soñar con la publicación de alguna de esas obras en nuestro país y ahí las tenemos, todos los meses en nuestras librerías. Bravo Planeta, y lo digo en serio. Han hecho muy buen trabajo con cierto material clásico y casi nunca se lo reconocemos. Eso no quiere decir que lo estén haciendo perfecto, ¿eh?, pero con algunas cosas lo están haciendo muy bien.

El problema es que nos gusta escribir más de las cosas malas que de las buenas. ¿Por qué? Pues porque las cosas malas, los fallos, las polémicas, dan mucho juego, muchísimo. Mientras que hablar bien de las cosas a la larga solo sirve para que la gente te mire mal. Bueno, también miran al mal al que se esta quejando todo el día, pero mucho más al que siempre habla bien, ya que evidentemente, debe haber gato encerrado, cuando seguramente no lo haya. Pero es lo que hay, nos gusta el morbo, el error, la polémica. Somos humanos, es nuestro defecto. Pero eso se aplicaría para todas las editoriales, y no solo para Planeta, ¿verdad?

Esta claro que quien más asoma la cabeza es quien se lleva todos los golpes. Planeta es la editorial que más tebeos publica y seguramente la que más dinero gane con ello (quien sabe). Tal volumen de publicación la hace más sensible a los errores y por si fuera poco parece que algunos de los packagers con los que tratan no son nada del otro mundo. Así que entre una cosa y otra, la editorial se convierte en el blanco perfecto de todo aquel que tiene un teclado y una opinión que expresar. Esto es así y pasa en todos los ámbitos de la vida. ¿De quién es la culpa? Pues de nadie, las cosas son así y seguirán siendo así durante mucho tiempo.

Ahora bien, me gustaría fijarme en una cosa que comenta tebeonauta, concretamente:

“sigo esperando cuál va a ser el paso decisivo que han de dar las editoriales, porque ante este fenómeno de los blogs siguen ancladas en la edad de piedra de internet.”

Es cierto, las editoriales no saben muy bien que hacer ante los blogs, llevados por gente rara y que parece que esta todo el día quejándose. Sí, de vez en cuando hacen entrevistas, pero parece que la gente siempre se las toma a mal. ¿Qué hacer ante semejante panorama? Pues meter la cabeza debajo de la tierra y repetir el mantra de que internet son cuatro gatos y que realmente no representan a nadie. Da igual si ese pirado que un día dijo “voy a montar un blog” termina escribiendo para el Pais. ¿Qué va a saber él? Olvidate de los blogs, no hables con ellos, no existen, no tienen nada interesante que decir, como por ejemplo, que Peanuts es un gran tebeo con una estupenda edición y una traducción de la que podríamos discutir ciertos giros comprometidos. Pero no, ¿para qué molestarse? Quizá si la editorial decidiera repartir copias de prensa, o publicitar mejor sus productos, o dar cierto trato amable a aquellos cuya voz va a ser oída por cientos de personas, quizá si se hiciera algo de eso se hablaría mejor de sus productos. No digo que nos regalen tebeos, simplemente un algo, un gesto, una mirada amable, un beso… Pero no, lo que tenemos es gente que se gasta un dineral para encontrarse errores a doquier. Y claro, se me cabrean y van y vuelcan todas sus iras en sus ombliguistas blogs. Y pasa lo que pasa, que todos cabreados.

Estoy de acuerdo, a Planeta se le reconoce muy poco sus aciertos. Pero tampoco veo yo que con el resto sea una excepción, a Panini se le dan también unas hostias de aupa a la mínima ocasión y de Norma ya no se habla (¿acaso ya no hacen nada mal?). Así que, ¿por qué no se habla mejor de los buenos tebeos de las editoriales? Porque los errores no nos dejan ver el bosque. O porque somos unos amargados rabiosos que solo buscan hacer daño a todo lo que se mueva. Lo que os guste más.

18 opiniones en “Buscando siempre el lado negativo de las editoriales”

  1. No comparto el análisis.

    Cada edición de un clásico como TARZAN o la infame (edición que no obra que es una maravilla)TERRY AND THE PIRATES condiciona el mercado por unos cuantos años. Cuando se hace mal, quitándole el color, reduciendo el tamaño, perdiendo páginas no solo destrozan el placer actual de leer como se merece estas obras sino que impiden que se editen bien por mucho tiempo. Si además estas editoriales son obstruccionistas con otras iniciativas más rigurosas, por ejemplo venidas de Portugal, pues se merecen los palos y mucho más. Yo les agradezco que publiquen Peanauts, Gaston LaGaffe y deseo que acierten con El Eternauta y que se animen con las tiras de The Spirit algun dia, pero pago por ello y un precio nada despreciable.

    Por lo tanto si no cometieran errores no les criticaríamos y posiblemente tendríamos tiempo y ganas de alabarles un poquito.

  2. Planeta y el esfuerzo que hace sí se valora y mucho, sino miremos en el post anterior de Planeta está triste, a muchos se nos calleron las canillas pensando en un abandono de Planeta de los comics. Y donde va a estar mejor DC y Disney en España que con Planeta? Pues en pocos sitios. Que lo podrían hacer mejor? Pues claro,bien mirado todos podemos hacerlo mejor en nuestro trabajo ( y si no, fijemonos en los futbolistas), pero siempre hay que estar vigilantes y alertas para que el nivel suba o por lo menos que no baje y evitar autocomplacencias.

  3. [Mi mal asumida femineidad otra vez expuesta, junto a mí cavernicolismo informático, a los ojos del público. ¡Hiiii, groseros, zafios!]

    1-Llego a internet busco porno, y veo que cuesta dinero a través de un sms (¡jarl, pero qué es un sms!). Así que pillo un catálogo de material USAdo, uno de los de Gleñat que regalan en las librerías y un Dolmen que no he tirado. Pues bien, como no sé que son las direcciones, comienzo a poner títulos de cómics, revistas, personajes y cualquier cosa que se me ocurre… Comienza un terrible viaje alucinatorio por extraños caminos de la internet en el que ‘diviso’ -tan lejano y extraño me parecia todo- webs, blogs donde se dicen cosas que no reconozco completamente pero que tampoco me resultan ajenas. Eran lectores como yo, unos más jovenes, otros mayores pero todos podian opinar.

    2-Aprendo a utilizar una estrella que pone favoritos y solo un mes después (pasmense, amigos, de mis enormes capacidades mentales) descubro como agenciarme una identidad electrónica. ¡Ya puedo también yo comentar la jugada! Y a partir de ahí la violencia, el horror…

    3-Sí, yo también abro un blog para dar rienda suelta a mi locura. ¿De veras puedo ser tan molesto para una editorial? Es mi grito de guerra, «¡¡¡Publiquen un Alcatena!!!», una forma de violencia.

  4. ¡Oooh!, que bien recuerdo mis visitas a los espacios mercantiles de las editoriales. ¡Qué cosa tan deprimente y carente de imaginación, qué diferencia con aquellos correos y los articulillos chulos de los tebeos!

    La carrera artística de mi idolatrado Alfonso Font reducida a 50 palabras, sinopsis estúpidas y superdiminutas sobre los tebeos (cuando no repetian lo redactado en las contraportadas o ni tan siquiera las tenian)… ¡El tumor despersonalizado de una maquinaria zombie eso eran la editoriales en la internet!

    ¡¡¡MENOS MAL QUE OS ENCONTRÉ, PANDILLA DE TARADOS!!!

  5. Luego descubrí las páginas de las ‘editoriales pobres’. Y admiré sus acogedores espacios donde incluso se me ofrecia la posibilidad de contemplar páginas de sus tebeos; por lo que no tuve que someter a las estanterias de mi librero al esfuerzo de mis extraordinarios meneos. ¡Si una de ellas hasta tiene un blog propio con el que menea a sus dibujantes y enlaces con blogs grupales!

  6. En resumen, que no creo que las páginas de las editoriales necesiten del maligno genio creativo de un publicista ni el dominio técnico de uno de esos enfermizos informáticos del ADLO para ser más atractivas:

    Ves una entrada a uno de tus productos que lo describe como fabuloso o imprescindible pues lo enlazas con una pequeña nota en agradecimiento a su autor. Que vas a sacar el tebeo definitivo, pues te montas un video promocional o una página del dibujante o el personaje y declaras su libre circulación. Que fallece tal autor al que tu has editado pues montas un foro y sorteas entre los participantes unos tebeos de esos que guardas en un almacen para ‘inspirar’ a futuros compradores. ETC.

    [Por cierto que yo soy medio raro porque veo más reseñas laudatorios que purgatorias.]

  7. Totalmente de acuerdo con tu post Pedro. Las editoriales están viviendo de espaldas a los blogs. Lo de cuatro chalados blogeros nada. En tebelogs aparecen 400 blogs dados de alta, y algunos de estos blogs reciben más de 1.000 visitas diarias. Internet es en estos momentos la única fuente de información en cuanto al cómic. Innumerables reseñas, noticias, comentarios…

    No entiendo como pueden obviar este fenómeno.

  8. Pues la verdad es que Norma lleva tiempo sin sacar nada con errores notables… Y encima están sacando tebeos buenos, los muy cabritos!

    Porque ese 49ers es una delicia…

    (Eso sí, ese último tomo de JLA seguirá en el inconsciente colectivo durante muuuucho tiempo)

  9. Norma publicaba sin erores CASI SIEMPRE, lo que pasa es que cuando sacaban más de 4 novedades al mes, la cagaban de lo lindo (En los salones, por ejemplo). Me da que el problema era un tema de subcontratación y falta de personal para sacar cierta cantidad.

    El problema de Norma IMHO, era que publicaba poco y con una selección de material bastante cuestionable y caro (eligiendo siempre el formato más dañino para el lector).

    ¿Errores? Los tuvieron, si… y graves… Pero nada como lo que estamos teniendo con Planeta mes a mes.

    Como aficionado al universo DC, hay ciertos cómics que me interesan más que otros, si le doy tanta caña a Planeta es porque en lo que me interesa en un 85% (Universo DC)lo hacen de pena. No puedo alabar los aciertos de la editorial cuando no los tiene (baile de formatos, traducciones altavísticas, formatos pequeños, etc etc…)

    Pero tampoco me quejo demasiado, no les compro que eso jode más.

    -Saludos

  10. No se trata de que no se alaben las buenas ediciones de Planeta o de quien sea. Se alaban los buenos tebeos, y cuando los alabas, por añadidura, estas diciendo que la edicion esta bien hecha, que es lo que tienen que hacer.

    Cuando si que se les ha alabado de manera directa es cuando han sacado una edicion superior a la original (que las ha habido, aunque pocas) y se les ha denostado cuando la hacen peor que el original.

  11. Porque el editar bien, como el valor a un soldado, se le presupone a la editorial.

    De todos modos, como señalas Pedro, se habla más de Planeta porque es la que más edita y la que más vende por lo que sus aciertos y errores llegan a más gente. Un ejemplo, en el post anterior Trueno habla de un error de maquetación en su ejemplar de «Foster y Val» de Dolmen. ¿Es un error puntual o es un error de toda la edíción?¿Alguien sabe más? Pues poca gente porque por desgracia pocos habrán sido los que se han hecho con un álbum teórico tan minoritario.

    Yo creo que una de las funciones de los blogs dedicados al cómic es precisamente esta, la de denunciar los errores, pero no con un afán revanchista hacia las editoriales sino para procurar que cada vez se mejore más. Pero para ello se necesita la colaboración y buena fe de todos (editores, blogueros y afionados) porque el bloguero es un particular finito que no llega a todos lados tampoco.

  12. PAblo, por lo que yo se y he leído, lo de «Foster y Val» es un error en toda la tirada. Y a día de hoy, ni una nota informativa, ni una disculpa, ni una solución por parte de Dolmen. Jesús Yugo dijo en Crisei que se estaba estudiando, pero por lo que dijo, parecía que la solución iba a ser poner el texto correcto en su web, lo cual me parece una tomadura de pelo. Y repito que el tomito en cuestión costaba 30 €, más que practicamente cualquier Absolute por los que se pone el grito en el cielo, por lo que creo que merecemos una edición sin errores. Lo que me jode es que para algunos errores, se abren un montón de posts, y para otros errores nada de nada. Y desde luego, a mi me duele menos un error en un tebeo de 2 € que en uno de 30€, teniendo en cuenta, que encima estaba previsto para el salón de Barna y se retrasó, y aún así, con errores.

  13. Tampoco he visto ninguna disculpa oficial de Planeta por la cagada de JLA / Vengadores…

    Sólo hay que ver la sección de consultas de la página de Planeta,las preguntas con críticas ya no se publican. El Bot Planetoide sólo recibe felicitaciones y todo es perfecto y maravilloso…

    Ya ni recuerdo la última entrevista a David Hernando…

    En Planeta se esconden y el único recurso que le queda al lector es quejarse por Internet (y los que no tienen conexión ni eso).

    Ellos verán.

  14. Trueno, pues no tenía ni idea que había habido problemas en la edición de «Foster y Val». Y estoy completamente de acuerdo en todo lo que comentas.

    PAra mí la única solución valida para un problema así fue la que aplicó Astiberri con «Malas Ventas». Retirar toda la tirada y repetirla entera porque lo de publicar el texto correcto en la web como dices es una chorrada. De todos modos, creo que el problema de que haya muchos posts depende, como comento en el anterior comentario, en la cantidad de gente que se hace con el cómic en cuestión y, me temo, que el tomo de Dolmen es un producto minoritario.

    Menos mal que lo has comentado aquí porque he tenido el tomo en cuestión un par de veces en las manos para adquirirlo…

  15. Publicar tebeos buenos lo hacen…pero publicarlos bien es otro cantar. La rotulación de Krazy Kat clama al cielo (una vez se pasa, pero no arreglar ese error es de juzgado de guardia), el Shade está fatalmente reproducido (el color que ponen no ha tenido en cuenta que el tipo de papel es diferente y es de un cantarín subido, escaneados horrorosos hechos a fotocopia…) y el Tomás Elgafe… los primeros bien, pero a partir de la mitad de la serie, desidia absoulta y una calidad de reproducción nefasta.

  16. Copio lo que dije en el foro del Dolmen el 13 de septiembre

    «Como estoy en el curro, anarroseo lo que dice Eduardo Lopez en Crisei.

    «Ha debido haber un fallo en la paginación de textos y en la pagina 63 empieza a repetirse textos ya publicados en la pagina 57 , cosa que tambien ocurre en la página 65. Y al mismo tiempo, en la pagina 57 un texto queda inexplicablemente inerrumpido en mitad y la parte que falta la encontramos lógicamente en la 63. Un auténtico galimatias que solo cobra sentido una vez leidas enteras estas ultimas paginas seguidas»

    Están en el capítulo más extenso, el que se centra en Príncipe Valiente. También hay una página, con diferentes productos de merchandising que tiene las equivalencias desordenadas, pero bueno, esto dentro de lo que cabe es un fallo menor. Lo de la maquetación si es un lio. Al principio parece que sólo es el error en un texto inacabado, pero según vas leyendo el tomo, ves que se repite el texto, que no sigue en la siguiente página, sino que tienes que echar para atras…. Una pena, porque el libro es cojonudo y la edición en tapa dura y con el desplegable también, pero es un error bastante gordo. Espero que se pueda cambiar»

    Y aqui el enlace al post de Crise donde en los últimos comentarios se hace referencia al tema

    http://crisei.blogalia.com/historias/52062

    Es una pena, por el libro es cojonudo

  17. La maldición del Príncipe Valiente

    Hola amigos, bienvenidos a la nave del misterio. Hoy os traigo un caso que lleva de cabeza a todos los gafapastas de nuestro país: la edición del Príncipe Valiente. ¿Qué es lo qué esta pasando? ¿Hay entes misteriosos detrás de estos errores? ¿Se alinea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.