Reflexionando sobre el Expomanga

Ya pudisteis leer ayer la crónica de lo que me encontré allí. Ahora llega el momento de pararse un momento y reflexionar sobre lo que significa este salón, la gente que acude allí y por que no soy capaz de encontrar el número 4 de Azumanga Daioh.

De la misma manera que llamamos cariñosamente al Expocomic expofriqui, a este expomanga se le debería llamar expotaku, porque eso es lo que es. El manga es simplemente la excusa, el elemento común que une a todos los que acuden allí, para a continuación desecharlo y olvidarse de él para siempre. Sí, es posible encontrar algún manga por allí, pero es lo que menos importa. Lo importante es vender mucho merchadising, jugar a los videojuegos y hacer mucho karaoke, amén de todo tipo de actividades variadas. Pues muy bien, yo no tengo ningún problema con esto, si lo quieren es hacer un expotaku, adelante con él, pero por favor, que no intentemos decir que esto es un salón del manga, porque no lo es.

Creo que mi problema no es sólo la edad que tengo y que ya no estoy para hacer según qué cosas (las que incluyen tener bastante desparpajo) sino más bien el tipo de aficionado que soy. Me compro un mínimo de 5 tebeos al mes procedentes del país nipón, así que cuando hablamos del típico lector de manga están hablando de mí. Compro mucho manga, leo mucho manga, esa es la ecuación. Todo lo demás, que si me trago doscientos animes, que si me gusta disfrazarme o no, que si me gusta la comida japonesa, etc., todo eso no tiene nada que ver con ser un lector de manga. Ahí es donde entramos en el terreno del otaku, el que decide volcarse en cuerpo y alma en lo que él cree que es la cultura japonesa. Y esos son los que mejor se lo pasan en el expomanga, los otakus. Se disfrazan, se ponen a pegar saltos, cantan, hacen sus actuaciones, comen su comida japonesa, juegan a las consolas, etc., etc. Una afición perfectamente sana y maravillosa siempre que sepas donde están los límites. Y perfecto por ellos, de verdad, esto es algo que no hace daño a nadie y que parece muy divertido, pero es que para esto tienes que estar hecho de otra pasta.

Aparte está el tema de la edad. La mayoría de asistentes rondaban la veintena, +- 5, con todo lo que eso conlleva, es decir, la testosterona disparada por las nubes. Era muy habitual que la gente con cámaras de fotos le pidiera a la gente disfrazada que posara para ellos, cosa que estos últimos hacían con sumo gusto. Pues bien, cuando la fotografiada era una chica de repente, como por arte de magia, surgían decenas de cámaras a su alrededor. La cantidad final era proporcional a la cantidad de carne mostrada por la agraciada. Pues así todo el día, con adolescentes con ojos saliendo de las órbitas cada dos por tres. Hombre, yo tampoco soy de piedra, pero una cosa es echar un vistazo y otra es babear hasta dejar una mancha en el suelo. Pero claro, hay que reconocer que cuando yo tenía esas edades no había este tipo de cosas, pero me imagino que si me dijeran que iba a ir a un sitio lleno de chicas con poca ropa, las hormonas me cegarían completamente.

En fin, pues esto es lo que tiene un salón del manga. Muchos más asistentes que los de un salón del cómic normal, mucho más cachondeo, pero un sabor amargo para el simple aficionado al manga. Tengo la impresión de que si te gusta el manga de verdad, donde tienes que ir es a un simple salón del cómic e intentar demostrar allí que eres normal. Porque en este salón, o te integras haciendo las mismas barbaridades que los demás o te sentirás como un pulpo en el garaje, como un servidor.

Para terminar Efe me envía una tira que no es que esté basada en un hecho real, es que es un hecho real, me paso a mí mismo en este salón. Disfrutadla. (Como siempre, pulsais y se ve más grande)

tirasalonpeq.jpg

19 opiniones en “Reflexionando sobre el Expomanga”

  1. Hum … Lo de la testorena no lo note tanto, no se si porque iba controlado o porque estoy en la edad en las que esas cosas te parecen tan naturales que no te das cuenta XD

    Me veo mas cerca de lo que creía (tambien es que pensaba que estaba lejos ^^U) de ser un otaku …

    Y dos cosas breves para terminar, que grande la tira y ¿que tal azumanga (a mi me encanta)?

  2. La tira es muy buena… y he llegado incluso a pensar que la chica de la que habla Zarajota fuese la que iba en nuestro grupo… que, además, iba disfrazada de Mai Shiranui, con lo que lo de las cámaras que comentas está más que demostrado. ;P

    Pues extrañamente esa sensación no me la deja el Salón del Manga de Jerez (¡qué pesao que soy hablando de lo mismo! xD) y eso que es tanto o más friki que el Expotaku (me gusta la denominación)… aunque claro, el Salón del Manga de Jerez tamnpoco oculta su otro lado, el de unas jornadas de cultura japonesa.

    Yo sigo pensando que un factor importante es la gente que visita el lugar y que le da ese ambiente especial. Ese «algo» que si noto en Jerez pero no noté en el Expomanga.

    Pero en fin, yo también soy rarillo… aunque en el Expomanga me sentí como que no era tan raro después de todo…

    Y me cito a mí mismo en mi blog:

    «A eso añadir algunos momentos y personajillos de esos que pasas vergüenza ajena, porque yo puedo ser friki, puedo estar como una regadera… pero sinceramente, hay cosas que me superan, y por mucho.»

    Esto se aplica a cosas como el karaoke, los gritos otakus y las posturas frikis y también a ciertos disfraces y a un tipo con la careta de un goomba (el bicho ese marrón que sale en los juegos de Super Mario).

    PD: ¿Lo de Blue Escarabjo es una referencia a la GRAN! labor de traducción de Planeta? xD

  3. ¿¿He puesto Blue Escarabajo…??

    AGHFZXSSS… Es una errata, por supuesto, debería poner «Míster Milagro». Qué fallo tan tonto. Será cosa de la edad.

    PS: Pedro, tú es que no estás en lo que estás pero en el Expofriki TAMBIÉN hay testosterona a reventar… Lo que pasa es que ahora es primavera, hace más calor, hay menos ropa… Y, bueno, ya se sabe… Hay muchas chicas que únicamente leen manga, así que la proporción de géneros varía mucho entre un evento y otro.

    PPS: Todo el mundo sabe que el mejor sitio para ligar, después de la cafetería de la facultad, es un Expocosa de éstos. (Sí, el precio del café es importante en estos menesteres.)

  4. OUCH!

    Oh, vamosss… No fue EXACTAMENTE así; aunque reconozco que te dejamos un poco tirado, pero no por cualquier tipa que paraba por allí; y lo sabes; no me sean malvado. De todas maenras, entono el Mea culpa. Me desquitaré invitando la próxima vez. 😉

    Draug: NO SE que te hace pensar ESO.

    Efe: TU calla. Sabrasss tu de ligar en expocosas.

    En cualquier caso, aquí el que suscribe va a los salones a frikear con los colegas, pero no a comprar tebeos, que para eso tengo mi tienda donde me hacen un 10% de descuento.

  5. > Todo el mundo sabe que el mejor sitio para ligar, después de la cafetería de la facultad, es un Expocosa de éstos.

    Has dado en el clavo. Lo que esperan muchos de esos es hacer gracia a una chavala y que les diga algo y a partir de ahí…

  6. Ten en cuenta, Viru, que las chicas que conoces en un ambiente freak ya están FILTRADAS…

    Es decir, ésas no van a asustarse porque compres tebeos, veas todo el anime que pase por el cine, tengas una reproducción 1:1 de Miyazaki en cartón piedra en tu cuarto o te bajes series interminables de dibujitos de ninjas…

  7. Pero por dios, que no hay nada que disculpar, yo también habria hecho lo mismo si se diera el caso…

    La culpa es de EFE, que es muy malo y manda estas tiras…

  8. Amigo mío, ESTO ES n salón del manga, lo que ocurre es que el manga propiamente dicho va más allá de los tebeos. El Manga es el cosplay, el merchandising, el karaoke, todo eso y más es el mundo del manga. Si no lo entiendes pues mira no es tan complicado pero decir que no es un salón del manga es una desinformación grande.

  9. En mi opinión, y teniendo muy en cuenta lo que ha escrito Enefestos, entonces el nombre correcto del evento sí sería Expotaku. Porque quizás, más que el mundo del manga, lo que tengamos ahí sea el mundo otaku, solamente que el manga (y el anime, que me olvidaba de él) ha sido la llave para abrir la puerta a ese mundo a la gente de aquí.

    Claro, de esa manera, la gente cuya relación con el manga (y el anime) tiene otro carácter, puede no sentirse precisamente en su salsa. A mí seguro que me hubiera pasado, si hubiera ido al evento que se comenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.