El fracaso de Lafuente o la tiranía de la tecnología

Esta vez no pudo ser, David ha tirado los lápices y abandonado su segundo intento. Y es que él no mandó luchar a sus cómics contra blogger.

nuria.jpgHablar de fracaso en este caso es desafortunado y polemista. Si hablara de Marvel y DC con las mismas palabras seguro que me saltaban al cuello, pero como hablamos de cómic español pues como que… Que no, la verdad es que David ha fracasado en su intento de hacer un cómic en 24 horas, pero me cuesta ver esto como un fracaso real. Sí, supongo que él se habrá desesperado con blogger y que sentirá una rabia tremenda por dentro, pero el resto nos encontramos bastante satisfechos de su experiencia. Es decir, seguramente el autor estará quemado, pero sus lectores estamos la mar de contentos por el trabajo realizado, aunque un poco triste por no poder leer la historia completa (aún).

La razón de que no haya terminado a tiempo la podéis leer vosotros mismos, y la verdad que no es el primero que tiene problemas con el maldito blogger. No me quiero meter ahora mismo en una discusión bizantina sobre las ventajas y desventajas de blogger (ventaja, gratis, desventajas, todas las demás), pero es un poco frustrante que un proyecto comiquero se frustre por un asunto tecnológico. Para David la gracia de este proyecto era ir subiéndolo a su blog y ver qué iba comentando la gente y cómo se iba desarrollando la historia. Si le quitas el elemento social, se le quita bastante gracia al asunto y supongo que se te quitan las ganas. Y cuando blogger te empieza a dar una otra vez mensajes de error, pues supongo que te dan ganas de coger a alguien por el cuello y… (y nada de suponer, que a mí también me ha pasado a veces con el blog de adlo, que se aloja allí y me dan ganas de coger a sergey y larry por el cuello y hacerles…).

En cuanto a la historia en sí, esta vez parecía bastante más interesante que la anterior. Tengo la impresión de que en esta ocasión David ha hecho trampas y tenía preparado el guión de antemano, porque mientras el otro contaba una «anécdota» en 24 páginas (lo de anécdota con todas las comillas del mundo, ya nos entendemos) en éste parecía que transcurrían varias historias a la vez, y eso que sólo nos ha mostrado hasta la página 12. Por otro lado, ha aprendido de la experiencia anterior y ha empezado a realizar trucos como las cabezas parlantes, menos fondos e incluso páginas a los Byrne (el mejor Byrne, el que dibujaba y guionizaba bien), con lo que parecía más factible que terminara su trabajo a tiempo. Es que lo hizo la otra vez fue una locura absoluta, se curró un tebeo demasiado profesional para un proyecto tan rápido.

Al margen de velocidades, tiempos, bloggers y cosas varias, no quiero dejarme al margen el extraordinario personaje que ha creado el autor en la figura de Nuria. Es una rubia hija de ****, caprichosa, mandona, engreída, borde, inaguantable… vamos, ¡qué me encanta! Si la tuviera como novia seguramente me darían ganas de darle una patada y no verla nunca, pero como persona que se dedica a incordiar la vida de los demás… ¡es única! En serio, me parece un gran personaje y me parece estupendo que David la esté usando en estas historias. A ver si la sigue usando en más historias, porque es un personaje único (en la imagen, nuestra musa, hablando de un parrush que no aparece en la wikipedia ni el rae, ¿ a qué se referirá ?)

Lo único que nos queda es presionar al autor para que termine la historia (Halloween sería una fecha maravillosa) y que se marque una edición especial para el Expocómic, donde esperemos que acuda y sea reverenciado por todo aquel que se le cruce.

Ánimo David, la próxima vez le damos una patada al blogger y nos buscamos la vida.

5 opiniones en “El fracaso de Lafuente o la tiranía de la tecnología”

  1. Jo, yo quería que lo consiguiese. Pero bueno, visto positivamente, veremos el final de al historia. No conocía el trabajo de Lafuente, pero me encanta ese tipo de dibujo.

    ¿tiene cosillas publicadas y demás?

    Saludetes!

  2. Que no, que no. Que hoy en día ya no tiene mérito hacer un cómic de 24 páginas en 24 horas. Se trata de hacer un cómic de 24 páginas en un período de 4 a 24 meses: All Star Batman and Robin the boy wonder, Daredevil: Father, Civil war, Rising Stars,… Por no hablar de los álbumes europeos, que en muchas ocasiones están por sobre de la media americana, pero que ya lo pueden estar debido a su carencia anual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.