Qu4ttrocento

Últimamente estoy muy incrédulo ante cualquier iniciativa que lleve el sello de Dolmen. La seriedad con la que llevan sus colecciones es muy poca y sólo tienen ojos para el Dolmen. Así que cuando surgió esto del nuevo sello Siurell pues bueno, pues me alegró pero mucha ilusión no me hacía. Así que en principio no pensaba comprarme nada pero…

Es muy importante hacerle saber al potencial comprador que vas a sacar un tebeo al mercado. Salen más de 100 tebeos todos los meses y entre tanto maregnamun es muy fácil pasar por encima muchas obras. Sí, ya había visto la portada del Qu4ttrocento, pero en los típicos listados de novedades con muchísimas portadas y como el autor no me sonaba, pues nada, no lo añado a la lista. Pero paso algo… El autor envió un mail a la dirección de este mail con un anuncio simpatiquísimo (reproduzco aquí abajo) y ya se me quedó el título grabado en la memoria. Así que cuando llegó a mi librería, no tuve ninguna duda y caí. Qué tontería, ¿ no ? Le mandas un mail a un tipo que hace un blog, haces una venta, el habla del tebeo en su blog, se lo da a conocer a más gente, a lo mejor vende más… Todo por un simple mail. ¿ Tanto cuesta hacer un poco de publicidad de los tebeos ?

QU4TTROCENTOspam1.jpg

Qu4ttrocento de David Lafuente me ha sorprendido, y mucho. Qué alivio es cuando vas a leer un tebeo con esa sensación de «a ver que me encuentro» y resulta que tras leer tres páginas ya te lo estás pasando bien. Es un tebeo fresco, divertido e interesante que me ha gustado mucho. Así que paso a comentarlo centrándome en tres puntos:

Dibujo. Ésta es la parte más fuerte de toda la obra, el dibujo es simplemente magnífico. Trazo limpio, narración clara y sobre todo viñetas muy trabajadas con multitud de detalles en cada una de ellas (y con fondos, esto lo deberían aprender muchos). Un trabajo muy profesional y sobre todo muy bonito. Da gusto ir pasando las páginas y encontrase algo tan agradable a la vista. Por otro lado mencionar también que el álbum realiza un uso fantástico del blanco y negro, utilizando además tramas para causar un mejor efecto a la vista. Tengo que decir que Lafuente me ha parece un gran dibujante, una delicia para la vista.

Guión. Al contarse cuatro historias cortas de temática diferentes alguna no termina de cuajar. La primera historia, de género negro, tiene un personaje divertidísimo, el detective inepto, que te engancha sin remedio. Además, tiene un uso muy original de la rotulación, me ha gustado mucho la manera en que transmiten que el protagonista no entiende lo que los demás dicen.

La segunda historia se enmarca más dentro del genero superheroico y aunque es muy entretenida tiene un final algo abrupto y con unas cuantas páginas más hubiera estado mucho mejor.

La tercera historia es la que menos me ha llenado, parecía interesante pero al final se queda en la típica historia de bárbaros (es decir, como empiezan las películas de Conan, el señor de las Bestias, etc.).

La cuarta y última es una divertidísima historia de amor tan real como la vida misma. Vamos, que ha clavado a ese personaje femenino a la perfección, ya conozco yo alguna así…

Tengo la impresión de que las tres primeras historias son como el episodio piloto para una futura serie. Ojalá fuera así y que naciera alguna de esas series, sobre todo por las primeras que prometen un desarrollo bastante interesante.

Edición. Chapeau. Vale, el precio es algo elevado, 5 euros por 48 páginas formato parecido a prestigio en blanco y negro. Pero fuera de las dos grandes P, ¿ quién puede ofrecer precios más competitivos ? Ya estamos acostumbrados a este tipos de cosas, para bien o para mal.

Pues a lo que íbamos, diseño muy cuidado, producto muy atractivo, buena papel y como colofón un artículo que repasa la obra del autor (Esto último parecerá una tontería pero por desgracia ya es algo bastante inusual) No es que esté bien editado, es que esta MUY bien editado. Excelente comienzo de Siurell, ojalá siga así de fuerte.

Así que lo único que me queda por preguntar es ¿ para cuándo más trabajos de David Lafuente ? Con esta tarjeta de presentación claro que me compraré el siguiente Qu4ttrocento que salga (de Carla Berrocal, veremos que sale), pero yo lo que estoy esperando ahora es la siguiente obra de este autor. Así que a ver si hay suerte y en Siurell le ayudan a publicar más cosas.

Por cierto, ¿ aquí no falla algo ? Resulta que el autor lleva años trabajando en esto y ni siquiera le conocía. Cuánto talento tenemos aquí dentro y cuánto desconocemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.