Conservar nuestra historia

Me gustaría utilizar el post de hoy para lanzar una idea que lleva tiempo dando vueltas por mi mente y que seguramente nos interese a todos. Llevo tiempo madurándola, pero un comentario que hizo uno de mis contertulios (gracias Argolat) me ha llevado a ponerla de una vez por toda por escrito.

En los tiempos actuales de internet y la información digital uno de las principales preocupaciones que existen es la de poder archivar toda la información que existe en formato electrónico: libros, cómics, etc. Esto es importante porque podríamos tener acceso a la información en cualquier momento, desde cualquier parte del mundo. Pero es más importante para poder preservar la cultura. Muchos libros, muchos cuadros, muchos tebeos se han perdido para siempre jamas y tener al menos una copia digital serviría para poder conservar todo eso que jamas volveremos a tener. Sobre esto es lo que quiero hacer hincapié, sobre los tebeos, sobre nuestros tebeos.

¿ Alguien conoce tebeos españoles de principios de 1900 ? ¿ Y de 1910 ? ¿ 1920 ? ¿ Hasta que año tendríamos que irnos para que nos empezaran a sonar esos tebeos ? Bueno, tenemos libros a nuestra disposición que nos hablan de los autores de esas épocas y de los tebeos que hicieron, pero, ¿ dónde están esos tebeos ? ¿ Me seria fácil encontrarlos ?

No he elegido esas fechas al azar, muchos de los tebeos de esos años se encuentran libres de derechos de autor. Lo que quiere decir que pueden ser reproducidos en cualquier medio. La actual ley de la propiedad intelectual establece un plazo de 80 años desde la muerte del autor (si este falleció antes del 7 de diciembre de 1987) para que sus obras pasen a ser de dominio publico. Esto nos da en la actualidad que las obras de cualquier autor que haya muerto en 1924 o en años anteriores están libres de derecho de autor, pueden ser escaneadas y puestas a disposición del publico. Quizá os parezca un plazo excesivo pero el reloj avanza inexorablemente y el año que viene tendremos los de 1925, al siguiente 1926, etc, etc. Algo todavía más importante, las obras anónimas no están sujetas a la muerte del autor sino a la de su publicación, ergo todas las obras anónimas anteriores a 1924 están libres de derechos de autor y seguramente en el mundo del cómic español existirán cientos de obras de esa época que cumplirán esa condición. Para más información sobre fechas y demás podéis visitar la biblioteca virtual Cervantes.

Por cierto, esa biblioteca es la que se debería encargar de escanear esas obras para ponerlas a disposición del publico pero ¿ les importan los tebeos ? En caso de que les importaran, ¿ tienen gente para hacerlo ? ¿ Gente que conozca el tema ? Lo dudo mucho. Por eso tenemos que ser nosotros, los aficionados a los tebeos quienes iniciemos este proyecto. Quizá cuente este adelantado y con buen rumbo alguno de estos organismos se interese por el y lo acoja en su seno. Pero por ahora estamos solos y debemos sacarnos nuestras propias castañas del fuego.

Saquemos lápiz y papel, a ver que necesitaríamos:

Un sitio web que aloje el proyecto. Se puede buscar un sitio gratuito o tirar de alguno conocido, como Dreamers.

Listado de obras y autores cuyas obras están libres de derechos de autor. Esto parece una obviedad pero nos estamos yendo tras atrás en el tiempo que resulta muy complicado conocer los cómics que se publicaban en esa época. Hay que tener en cuenta que aquí también se pueden incluir obras de autores vivos que estén libres de derechos (existen, pocas pero existen)

El material en sí, los scans. ¿ De dónde lo sacamos ? Pues habrá que ingeniárselas, acudir a bibliotecas, particulares, editoriales, etc. Sacarlo de donde sea y con la calidad que sea. Una vez dispongamos de varias copias de ese material ya entraremos en el tema de la calidad de la edición, pero en principio rescatar lo que sea como sea.

Listado de autores cuyas obras van a pasar en los próximos años a ser de dominio publico. Es decir, que se cumplan los 80 años de su muerte en los años siguientes al que estamos.

Gente que tenga conocimientos legales. Para saber en donde nos estamos metiendo.

Backups del material recopilado. Esto es fácil, cualquiera puede hacerse uno.

Y en principio esto es todo lo que se me ocurre. ¿ Quiere recoger alguien el guante y ayudarme a llevar adelante este proyecto ? Porque una persona solo no puede (yo no puedo solo, vamos) y es un proyecto que tenemos que llevar entre todo el mundo del cómic.

Tenemos que hacer algo, nuestra historieta se esta perdiendo.

17 opiniones en “Conservar nuestra historia”

  1. Bueno, Pedro, yo no detecto mucho interés por parte de la Virtual Cervantes. Lo veo complicado. Yo soy del Departamento de Filología Catalana de la UA y conozco más la Virtual Joan Lluís Vives (mi compañera de despacho es la directora), que es algo así como la biblioteca «hermana» (comparten instalaciones). A tenor de lo que yo he visto por dentro, me parece que el interés es nulo. Vamos, no conozco a ningún profesor de Hispánica aficionado al medio y que pudiera mover esto.

  2. A todo esto, estaba pensando ¿sería una vía factible intentar contactar con gente como Fernando Savater o Luis Alberto de Cuenca? Lo digo porque son seguidores declarados del medio y sería bonito que una figura de este tipo avalara un proyecto así. No sé, quizá esté proponiendo un imposible pero bueno…

  3. Sí, pero la colección de Luis Gasca abarca material cervantino, teatral, etc. Si no hubiera ese punto de partida, ¿se habrían interesado por el material «tebeístico»? No creo que s epueda tomar como un inicio de ineterés por el medio.

  4. >>>tenemos libros a nuestra disposición que nos hablan de los autores de esas épocas y de los tebeos que hicieron>>>

    Y… ¿cuántos los han leído?

    Y… ¿cuántos los han comprado?

    ..

  5. Me parece una fenomenal idea a la que me sumo, actualmente se estan escaneando bastantes tebeos de los años 50 en adelante no se por quien, pues desconozco la autoría pero muchos se pueden bajar con algun programa P2P, y seria interesante recopilar toda esa información en un proyecto como el que sugieres.

  6. >Y… ¿cuántos los han leído?

    >Y… ¿cuántos los han comprado?

    Pues Don Jesus, supongo que muy poca gente, para que nos vamos a engañar. Por desgracia el interes por la historia del tebeo español no es demasiado grande entre los lectores habituales. Pero esto es la pescadilla que se muerde la cola. Siempre que leo uno de estos libros teoricos me invade una tremenda frustración porque es imposible poder leer todo ese material que se menciona. Y no por falta de dinero o de tiempo, sino porque encontrar tebeos antiguos, pongamos por ejemplo, anterior a 1950 es una tarea que ni el propio Indiana Jones.

    ¿ Cuál seria el autor de todos los tratados en la colección Sinpalabras del que costaria más encontrar sus obras completas ? Vazquez, para nuestra desgracia. Y eso que estamos en España.

    Hay que aprovechar las nuevas posibilidades que nos brinda este medio y rescatar todo el material posible antes de que se pierda en el olvido.

  7. Sin ánimo de sonar pesimista, Pedro, casi estoy por la labor de centrarse ya con los de los años 40-50 antes de esperar a que caduquen los derechos… sobre todo porque fue desde la posguerra que comenzó el boom de las revistas como Pulgarcito, DDT, Din-Dan… que marcaron una época hasta eclosionar en la factoría Bruguera (y Pumby, por otro lado).

    Básicamente, porque ya ni de los 40 se encuentran, y eso que yo recuerdo un album de tapa dura de Bruguera de los años 80 que recuperaba las primerísimas historias en B/N de Doña Urraca, las hermanas Gilda, Don Pío, el reporter Tribulete… tan antiguas que ni se parecían a su encarnación más conocida de los 50-60, algo de puro coleccionista. Pues no se ha vuelto a ver el pelo a un material así.

    Ni siquiera a los álbumes especiales de Olé que reeditaban primerísimos trabajos de José Escobar (Zipi y Zape, etc.) junto con entrevistas, etc. (quién iba a pensar que Escobar fue un pionero de la animación en este país… y eso ya no se conoce).

    Como mucho, material de Ibáñez de los 60 o páginas de los 50 de Mortadelo y Filemón, en algún Superhumor especial, pero porque es Ibáñez, que si no… (¿quién conoce hoy a Cifré, Peñarroya y cía? y estos estuvieron hasta los 60…).

    Eso me lleva a dos preguntas, don Jesús:

    -¿quién tiene exactamente los fondos de Bruguera? ¿Se sabe algo? ¿Ediciones B no se quedaría sólo con el material de Ibáñez y algo de Zipi y Zape (bueno, y Superlopez)? Porque esa impresión dan, y no es que todo Bruguera sea bueno, pero empieza a dar la impresión de que sólo existió Ibáñez y «unos tales Zipi y Zape», y poco más. Y porque Jan sigue con Superlopez, que si no ni eso…

    -¿cómo es posible que en Francia una editorial relativamente pequeña e independiente como la Niffle pueda reeditar de forma cronológica y de lujo (con material inédito incluído) todo el «Gil Jourdan» de Tillieux si era una serie de una editorial grande como Dupuis? Es más, ¿no reeditaron también el Spirou y Fantasio de Franquin en blanco y negro? (creo que al menos no lo hizo la propia Dupuis)?

    ¿Cómo se hizo? ¿Y los derechos? ¿Se pudo hacer a partir de los originales de la familia del autor? Porque si es así, vamos apañados, dudo mucho que la mayoría de autores Bruguera conservaran originales o se los devolvieran, y me da que menos aún en el caso de Vázquez.

    Así y todo ¿sería factible repetir eso en España, que una editorial nueva y modesta reedite material archivado en un trastero, con series ya olvidadas como Doña Urraca, etc. (que yo sepa, su autor era el padre de Jordi Bernet, este quizá conserve originales, o algo…)?

  8. Voyeur, tienes mucha razón en todo lo que comentar, pero ¿ por qué tenemos que estrechar la mira ? El proyecto puede servir por un lado para poner a disposición del publico las obras sin derechos de autor y también para localizar ese material inencontrable que parece que se esconde en tenebrosos sotanos y es alimento de muchas leyendas urbanas.

    Lo que yo propongo es solo un embrión, lo que surja de ahí puede que sea algo totalmente diferente y que llegue más a todo los publicos. Pero lo dicho, siempre podemos hacer todo esto más grande, depende de nosotros.

  9. No me parece que los derechos de autor se dejen escapar tan fácil, siempre hay alguien dispuesto a tirar de la manta y fijo que los derechos de autor pasaron alos hijos.

  10. Aviso: nuevo tocho, pero más cortito. Creo. Ejem.

    Pedro, precisamente hablaba de no «estrechar la mira», esto es, no sólo centrarse en el material sin derechos de autor, sino en el posterior igual de inencontrable. En el fondo hablábamos de lo mismo pero supongo que interpreté tu post original de forma demasiado literal.

    Mi rollo anterior venía a cuento de que los tebeos de principio de siglo de los que hablabas los veía más difícil de recuperar que los de la posguerra, y estos últimos me parecen igual de válidos para rescatar, aunque en teoría sus derechos no hayan caducado (por eso también hacía esas preguntas sobre los derechos de autor, que me parecen una especie de «tierra de nadie» en cuanto a los comics, sobre todo los de Bruguera).

    De hecho, creo que todos debemos tener en el trastero algún viejo Olé o Super Humor con material no-Ibáñez que Ediciones B no ha reeditado en diez años o más (Anacleto o Sir Tim O´Theo, por ejemplo, ¿alguien los ha visto reeditados?).

    Quizá mientras buscamos material más antiguo podríamos empezar con este de las últimas décadas que ya no es tan fácil de encontrar… ¿Qué os parece?

    Precisamente de «Sir Tim» ya han subido cosillas en el e-Mule, o sea que demanda haberla hayla…

    En cualquier caso, tengo que empezar a aprender a escanear en condiciones… una vez lo intenté con un «Spirou» en castellano y… leches, hacerlo con buena calidad y sin que pese la imagen no es fácil, no.-_-

    Hala, no doy más la murga, que a ver cómo montamos ese proyecto que por mí encantado (¿página web especial para el proyecto, o directo a la «Mula» u otros programas de descarga?).

  11. >(¿página web especial para el proyecto, o directo a la «Mula» u otros programas de descarga?).

    La Mula siempre estara disponible, eso no hay ni que preguntarlo. Web, claro, web. Ahora mismo le estoy dando muchas vueltas a hacer un wiki, pero muchas, muchas, veremos si se amolda a lo que tengo en mente.

  12. Muy acertado el post. Expresa muy bien una de mis «preocupaciones» como coleccionista. Sé que la colección de tebeos que poseo (y que casualmente he empezado a describir públicamente en http://www.geocities.com/thecomicscollector/ en este mes de Agosto de 2005) puede ir directamente a la basura cuando yo empieze a criar malvas. No es que sea nada excepcional, pero es una colección. Muchos se perdieron en mi juventud (vamos que me los tiraron mis padres a la basura -con la mejor intención- para que no «perdiera el tiempo de estudio leyendo tebeos»). Tampoco entonces yo tenía sentido de futuro y no los protegía adecuadamente. Eso sí, los que tengo los he tenido que llevar a cuesta en cuatro cambios de domicilio.

    Bueno el caso es que veo difícil scannear tantas páginas. Además algunas colecciones están encuadernadas y habría que deshacerlas para poder digitalizarlas. El papel de los años 60 era muy malo y se está deteriorando. Pero el mayor problema considero que es la falta de tiempo y el impedimento de los derechos de autor.

    Tendría que ser la Biblioteca Nacional los que los solicitara a las editoriales que aún estén vivas o a los particulares que deseen colaborar, o como bien habéis comentado un Instituto como el Cervantes los que se encargaran de su digitalización. Inclusive los que no están en español. Lo digo porque nosotros no podemos reproducirlos por impedimento legal. Por muy buenas que sean las intenciones. Esa es la parte perversa de los muy respetables derechos de autor: que la cultura puede perderse.

    Y también haría falta un centro oficial donde pudiera donarse para su conservación colecciones del tipo de la que hablamos.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.