¿ Tienen la culpa los packagers ?

Ya me pasó con el tema derechos DC, menciono un tema de pasada y al final todo la semana se convierte en un monotema.

Otro día más hablando de packagers aprovechando otro de los comentarios del post sobre 20th Century boys. Aprovecho esto para decir que gracias a vuestros comentarios, ayudan mucho a seguir sacando temas para el blog.

El comentario en cuestión, escrito por haditjé es el siguiente:

estos elementos[ refiriéndose al texto «Un papel infame, una reproducción pésima, unos personajes que van adquiriendo un tono de piel negro, unas tramas horribles…»] , ¿crees que los controla el packager?, ¿que puede decidir el papel? ¿que puede exigir mejores materiales de reproducción a Japón? ¿que puede controlar la cantidad de tinta e incluso reprender a la imprenta?

Interesantísimas preguntas. Coincide además con el problema de la traducción del JLA Justicia para todos en el que se está discutiendo quién tiene la culpa si Norma o Traducciones imposibles. Bien, ¿ controla un packager estos elementos ? No creo que los controle directamente ya que eso se encuentra dentro de los dominios de la editorial, pero ¿ un packager no tiene ninguna responsabilidad en esto ?

Miremos esto desde otro punto de vista. El que aquí subscribe tiene un trabajo no relacionado con los cómics. Este trabajo es el normal de muchas empresas: un cliente encarga un producto, nosotros lo realizamos, lo entregamos, lo cobramos y listo. Bien, hasta ahí ninguna diferencia con el mundo editorial. Hasta ahí, porque en la realidad, entre «lo entregamos» y «lo cobramos» hay dos fase más que son «el cliente comprueba que está bien» y «el cliente devuelve el producto porque está mal».

Resulta que el maldito cliente piensa que si ha pagado tiene derecho a que le entregamos justo lo que él pidió y que nosotros aceptamos al firmar un contrato con él. Y no hay pasta hasta que el tema esté bien hecho. Eso por un lado.

Luego tenemos que al hacer el producto en cuestión nos surgen cientos de problemas porque necesitamos tal producto mejorado, o porque lo que hacemos se ha quedado obsoleto, etc., etc. Bueno, pues esto hay que resolverlo, de la manera que sea. Lo de «no se puede hacer» no le gusta un pelo al jefe ni al cliente y hay que buscarse las castañas como sea. Es lo que pasa cuando firmas un contrato. Y se remueve Roma con Santiago para solucionar el problema. Claro, si al final es imposible, pero imposible de verdad pues no se puede hacer y se vuelve a negociar con el cliente. Pero si es muy complicado, mucho, muchísimo, pero es posible, pues hay que hacerlo, y ya está. Bueno, éste es el mundo real, así es como funcionan las cosas.

¿ Qué es lo que ocurre en el mundo de los cómics ? Pues al parecer, la editorial entrega al packager el material «de cualquier manera», el packager hace su trabajo sin quejarse demasiado, lo entrega, la editorial le paga, se imprime, se distribuye y todos felices y comieron perdices. ¿ Y la fase de «el cliente comprueba que está bien» ? Pues esa fase no existe. El cliente no comprueba nada, ¿ para qué ? Para eso ha contratado un packager… Bueno, ya comenté esta problemática ayer.

Así que si al packager se le entrega un material malo, «o eso o nada». Y lo mismo cuando el packager entrega el producto «o esto o nada» Pues no, no, no y no. Esta idea tan general en el panorama español es un cáncer para la industria y mientras siga vigente los tebeos seguirán editándose mal. Ha llegado el momento de responder a las preguntas que haditjé planteó en los comentarios:

¿crees que los controla el packager?

Evidentemente no, los controla la editorial.

¿qué puede decidir el papel?

No, el packager no decide el papel, pero no por ello debe cruzarse de brazos. El packager debe saber en que tipo de papel se va a imprimir el tebeo y valorar cual va a ser la forma más adecuada de reproducción. Si el papel no es el más adecuado debería intentar hablar con la empresa para llegar a un tipo de acuerdo y que el tebeo se publique en el papel más adecuado, que no tiene ninguna relación con el papel de mejor calidad. La empresa por su parte debería escuchar a los packager y no tomar decisiones unilaterales estúpidas basadas únicamente en los costes. Si el objetivo es sacar el tebeo con el mayor beneficio posible sin importar la calidad, enhorabuena, lo estáis consiguiendo. Eso sí, luego no digáis que estáis editado los tebeos bien porque no lo hacéis.

¿qué puede exigir mejores materiales de reproducción a Japón?

Sí, sí y sí. Si los materiales reproducidos son lamentables debe mover cielo y tierra para conseguir unos mejores. Y no estamos hablando de un tebeo de 1920 cuyos originales no existen, estamos hablado de tebeos editados hace tres meses, por favor. El packager debe exigir a la editorial que consiga los mejores materiales posibles. Yo con esto alucino en colores.

¿ Acaso no se paga por los derechos para editar una obra ? ¿ Qué tipo de contrato firman ? «Nosotros la empresa A firmamos con la empresa B que podemos editar el tebeo patatín en España pero la empresa B no tiene ninguna obligación a proporcionarnos ninguno tipo de material. Es más, la empresa A se compromete a buscarse la vida y escanear todos los tebeos que sea posible» NO. Esto no puede ser así. Lo peor es que esto ahora es moneda común en el mundo editorial, ¿ materiales de reproducción ? ¿ Qué es eso ? Tú pagas ,tú exiges, ¿ tan complicado es de entender ?

¿qué puede controlar la cantidad de tinta e incluso reprender a la imprenta?

No puede controlarlo, pero tampoco debe pasar del tema. Debería intentar comunicar a la empresa la cantidad de tinta que se debería utilizar y una vez impreso debería exigir a la editorial una mejor impresión de sus productos. ¿ Qué no ? ¿ Qué a un packager le han pagado su trabajo y punto y ya no debe preocuparse más ? Pues así nos va.

El quid de la cuestión: ¿ Tienen la culpa los packagers ? Pues a lo mejor no, oiga. Pero yo cojo el número 4 de 20th Century Boys y veo que es un tebeo lamentablemente editado y lo primero que me viene a la cabeza es «otra chapuza de Planeta» Y luego me dirijo a los créditos y digo «Vaya, otra más de Fanhunter». Y no me pongo a pensar que si la culpa es de tal, o de cual. Porque claro, a lo mejor ese día al editor le dolían las muelas y no pudo revisar el trabajo, o el director editorial estaba de viaje en Japón o etc., etc., etc. Y no voy a empezar, bueno, pues éste se salva, éste no tiene la culpa, éste tampoco. No señor, la culpa la tienen las dos empresas. Es su producto, ellos los firman, ellos cobran por él, ellos son los culpables.

¿ Quién tiene la culpa de la traducción del tomo de JLA ? Norma y traducciones imposibles. Los dos. El uno por realizar esa traducción, el otro por aceptarla. No se le puede atribuir a ninguno solo la culpa porque ninguno de los dos ha hecho su trabajo bien. ¿ Quien tiene la culpa del 20 th Century Boys ? Fanhunter y Planeta, el tomo está reproducido en un estado lamentable.

De todas maneras me da que la culpa es del lector por comprar los tebeos. O esto o nada. Nadie te va a devolver los 20 euros que cuesta la JLA. Si no sabías que estaba mal traducido es tu problema. Si intentas devolverlo y tu librero no quiere cambiártelo es tu problema. En definitiva, tu problema es comprar tebeos. Deja de hacerlo, cuando nadie los compre, dejarán de hacerlos mal. Es la única manera que tienen las empresas de aprender, cuando les tocas el bolsillo, porque de otra manera parece imposible… y se acabo que esto está siendo muy largo.

3 opiniones en “¿ Tienen la culpa los packagers ?”

  1. Eso de no comprarlos es lo que hago yo, y le mando un mail a la editorial diciendoselo (telegráfico, porque para que pasen tampoco es plan esforzarse).

    Hay un hilo en los foros de infotaku en el que la gente, además de quejase a los colegas y demás inocuo blablabla, ha enviado sus mails de protesta. ¿El resultado? Increíble, no han dicho nada oficialmente pero uno de los packagers se ha pasado por allí y ha dicho que la editorial sabe que esta editando como el culo (eran sus primeros mangas en españa, con nuevos packagers, pero ¿no pidieron muestra?) y que lo arreglarán. Si la gente, en lugar de quejarse donde deben y no comprar, hubiera pasado por caja y gritado sus quejas al aire, panini hubiera podido pensar: les damos mierda a precio de manga y lo compran, ¡pues cojonudo!.

    Y ese que en este país siempre estamos apuntando a los demás, y lo primero es hacer bien tu parte, que en este caso es mínima y, además, no comprar no cuesta nada. Por cierto, esto también vale para los precios abusivos, y si no que se lo pregunten a ponent mon. Que, encima, lo quieren arreglar bajando calidad y cobrando más, pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

  2. Vaya, hombre, ha tardado usted cuatro posts en dar con la verdadera clave del asunto, pero parece que al fin lo ha conseguido, con este último párrafo, sí señor.

    Los tebeos, hoy por hoy, se venden a precio de caviar. Y yo a precio de caviar, qué quieren que les diga, solo compro caviar. La basura estercolera que pretenden colarme como tal se la pueden ir metiendo donde les quepa.

    Un saludo.

  3. En el primer coleccionable de Spiderman, se comieron la última página de un comic que contenía. Luego, regalaron este número del coleccionable corregido al comprar la siguiente entrega de la serie. Mi caso era que yo quería ese comic en particular y lo compré con tara. La siguiente entrega no me interesaba para nada, pero me veía obligado a adquirirla si quería tener el comic que yo deseaba de una vez por todas. O lo que es lo mismo, pagar dos veces por un comic(uno defectuoso, otro bueno). ¿No hubiera sido más fácil cambiar el número malo? Por supuesto, no accedí y lo conseguí por otros medios.

    Con Ultimate Spiderman pasó algo parecido, y con la serie de Romita nos indicaron que nos arreglarían de algún modo un ejemplar que no se veía bien, pero nada.

    Sin embargo, Dude, en la serie Bone, retiró un ejemplar defectuoso de las librerías y cambió el número con errores a aquellos que lo habían adquirido. Incluso llegó a cambiar el color de la cabecera del comic para que los compradores pudieran distinguir el bueno del malo, amén de realizar un comunicado advirtiendo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.