Ha muerto un gran hombre

Uno viene de puente y no le apetece hablar de cosas tristes. Pero la vida es así, siempre te da este tipo de decepciones, así que este es mi pequeño homenaje a esa gran persona que era Christopher Reeve.

reeve.jpg

Entiendo perfectamente que hay gente que este un poco molesta porque solo se recuerde a este hombre por Superman, pero es algo perfectamente natural en el mundo en que vivimos. Reeve forma parte de uno de los iconos mas importantes en el mundo moderno, el mito de Superman. Siempre será asociado a esa imagen pasen los años que pasen, se haga nueva película o no. Así que nadie debería sentirte molesto por eso. Es el mismo problema que tienen muchos actores a la hora de conseguir un nuevo papel en la pantalla. Miren el caso de Mulder de Expediente X o de Batman de la serie de televisión, han quedado encasillados eternamente.

Volvamos a Reeve. Tengo que decir que para mi la primera imagen de Superman fue este hombre. Vi las tres primeras películas antes de haberme leído un tebeo del personaje. Es mas, cuando leí mis primeros tebeos de Superman siempre decía: «anda, como en las películas». Con el tiempo crecí y después de leer cientos de tebeos, muerte del personaje, resurgimiento, etc., etc., pues tenia muy claro quien era Superman y quien era la persona que interpretaba a Superman. Pero la imagen siempre queda, y la magnifica interpretación que hizo del personaje contribuye a que sea recordado como tal. El problema es que interpretaba perfectamente al personaje, tanto a Superman como a Clark Kent y ese es quizá su mayor pecado, que lo hizo tan bien que siempre será asociado con esa imagen.

La primera vez que fue consciente de su enfermedad no fue cuando se cayo del caballo. Si, fue algo impactante y bastante duro, pero no me lo podía creer y mi cerebro se negaba a retener esa idea. No, cuando fue realmente consciente fue al poco tiempo, al ver la nueva versión del Pueblo de los Condenados, protagonizada por Reeve. Fue su ultima película en plena posesión de sus facultades físicas y verle ahí, de pie, era un golpe muy duro. Ver esa película era pasar un trago muy malo, era como el mazazo que esperabas. Christopher no se iba a levantar, jamas.

Es casi imposible saber que es lo que pasaba por la mente de este hombre postrado en su silla de ruedas. La mentalidad española nos lleva a pensar que desearía morir inmediatamente. Sin embargo, trasmitía constantemente unas ganas de vivir inmensas. En varias ocasiones decía que iba a volver a andar, y a pesar de que los médicos decían que eso era imposible llegabas a creértelo de verdad.

Con su muerte mucha gente dice que va a descansar. Pero no de su condición de tetraplejico, sino de su incesante lucha por vivir, por ayudar a los demás y de hacer el mundo algo mejor. Ha sido un superhombre, en la vida real, en la que de verdad importa, y siempre será recordado. Ha logrado hacer al mundo mejor de lo que era, ojalá todos pudiéramos lograr solo eso.

Descanse en paz.

Un comentario en “Ha muerto un gran hombre”

Responder a Paula Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.