Animal Man, un tebeo te está mirando

Aprovechando que Norma publica el primer tomo (de tres) que compone la serie, vamos a dar un pequeño repaso a la misma.

animalman.jpgPara mí siempre han existido tres Morrison: el más desquiciado, que se olvida de hacer tebeos y suelta un torrente de ideas inconexas; el normalito, que hace buenos tebeos, muy buenos tebeos, sin meter mucha cosa rara en el guión; y la mezcla de los dos, que es cuando suele dar los mejores resultados. En esta serie nos encontramos con ese Morrison normalito tan resultón. Por supuesto, aprovecha algún que otro momento para meter alguna que otra de sus ideas extrañas,pero para mí todo se encuentra dentro de un Morrison muy contenido, con unas ideas muy claras y sin salirse del camino.

Animal Man es un tebeo excepcional. Nunca ha estado aupado a categoría de obra maestra, ni creo que tenga de estarlo, pero es un tebeo que te deja con un grato recuerdo. Escribo estas líneas con una sensación bastante cálida ya que recuerdo Animal como un tebeo que se dejaba leer, que mostraba sus ideas con sinceridad, que crecía y se iba haciendo cada día más profundo. Sin embargo, si alguien me preguntara cuales son mis tebeos favoritos nunca mencionaría a Animal Man entre ellos. Es una extraña cualidad que tiene esta obra, que parece no querer destacar entre las demás, que se esconde dejando hueco a otras obras más chillonas.

Animal Man es un superhéroe cuyo poder es el de imitar a cualquier animal que se encuentre cerca de él. Debido a la empatía que el personaje va sintiendo por los animales veremos como el relato se va transformado del típico tebeo de superhéroes a una defensa apasionada de los animales, de la vida. Morrison cuenta que con esta obra se convirtió en vegetariano y es fácilmente comprensible ver el porqué a través de sus páginas. Buddy, nuestro protagonista, va madurando número a número, empezando la serie como un simple superhéroe miembro de la famosa liga de la justicia y terminando como un personaje maduro que mira cara a cara a su autor. El viaje por el que Morrison nos conduce nos va metiendo en la piel del personaje y nos hace participe de la obra, como si formáramos parte íntegra de la serie. Poco a poco nos va dando bofetadas para que despertemos ante lo que está pasando con nuestro entorno. Y cuando peor está todo, cuando te sientes sumido en la desesperación más absoluta por lo que le está ocurriendo Morrison da una vuelta de tuerca y te muestra que sólo estás leyendo un tebeo, que la vida es mucho más dura y que la desgracia en cualquier momento puede golpearte en la cara. Es un final agridulce, un golpe directo al estómago, y quizá sea el mejor final de una serie que se ha visto.

Mención especial merecen las portadas de Brian Bolland, absolutamente geniales. Es uno de los mejores trabajos de este autor y son un reclamo espectacular a la hora de leer un número. Son una obra de arte y son la perfecta introducción para cada número. He leído por ahí que la edición de Norma prescinde de estas portadas y no puedo imaginarme mayor atrocidad cometida a una obra. Mal, mal, mal, estas portadas se lo merecen todo.

Lo dicho, si no sabes en que gastarte el dinero o tienes que elegir entre todos los tomos caros de Norma, este es una apuesta segura. No se convertirá en un tebeo favorito pero te dejará con el mejor sabor de boca que hayas tenido en mucho tiempo.

6 opiniones en “Animal Man, un tebeo te está mirando”

  1. Evidentemente no me he comprado la edición de Norma. Tengo la americana, por eso ponia lo de las portadas de Jim Bolland. Y como no esten, pues mira, me quedo como estoy y muy contento.

    Amigo Jim, ya tienes puesto el enlace. Un saludo

  2. Pues creo que es uno de los cómics al que con más justicia podría llamarsele obra maestra.

    Este y WE3 para mi son los mejores comics de Morrison,

    Recuerdo que previamente leí la entrevista del autor, y Grant comentaba que iba a desvelar el secreto del Universo DC, no sólo eso, si no que te decia en que número y justo en que página. Y por raro que parezca cuando llegabas a dicha página no te sentias nada timado. Era un momentazo, y sí, el héroe descubría el mayor secreto del Universo DC. ¡A Nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.