JMV y la infamia de la industria

El pasado lunes, 24 de noviembre, JMV expresaba en su fotolog su desencanto con la industria del cómic. Ante esto cabe preguntarse, como un autor que se autopublica y que no depende de los tejemanejes de nadie, pueda realizar este tipo de declaraciones.

Jesús Martínez del Vas, conocido popularmente como JMV, es un autor que lleva ya bastante tiempo dibujando y que poco a poco se está haciendo un hueco en nuestra industria. Empezó a hacerse conocido por sus tiras del alienígena Bok en la Gaceta Universitaria, a la vez que realizaba otras tiras para diversos medios.

El Jovit, parodia del Hobbit de Tolkien, fue su debut en la industria comiquera, tras el cual se pasó a la autoedición con otras obras (El señor de los Panchitos, los Epichode, recopilatorios de Bok), convirtiéndose en una de las pocas personas que se autoedita regularmente en este país.

Con un dibujo basado en la caricatura y unas historias llenas de humor, JMV se ha ido abriendo paso, poco a poco, hasta llegar a ser conocido por el gran público. Las colas que se forman en los distintos salones cuando realiza firmas lo atestiguan. Es un autor muy interesante y con mucho futuro, pero algo le ha pasado, está cansando, no quiere seguir adelante, ¿ por qué ?

Es complicado responder a la pregunta debido a que JMV no depende de una editorial ni de las decisiones de una gran empresa, ni de que este mes se lleve la línea clara y el mes que viene el superhéroe cafre. JMV se autoedita y lo hace por amor al arte, ya que gana muy poco con ello. No come de sus publicaciones, tiene un trabajo de persona normal. Su vida no depende este mundillo, por lo tanto, ¿ qué oscuros intereses se mueven a su alrededor ?

Charlando un poco con JMV uno se da cuenta que está un poco cansado de las personas que quieren aprovecharse de él. Algunos lo hacen de manera un poco disimulada, otros directamente, pero todos buscan un aprovechamiento para sus propios intereses. Basándose en que ya es conocido pero aún no es una megaestrella, los chanchullos, engaños y otras malas artes llueven sobre su cabeza. Eso es algo que poco a poco termina comiendote la moral.

Otro factor negativo es que sin comerlo ni beberlo, se ha visto inmerso en tejemanes en los que no tenía nada que ver. Rápidamente un editor te recrimina que hablas con otro editor, que no confías en el, a pesar de que el no confíe en ti, o que cuidadito con quien hablas que luego a lo mejor te sale caro. En definitiva, algo inaudito y que para mí es el verdadero cáncer de la industria en España. Muchos de los mal llamados profesionales se afanan en meter el dedo en el ojo del contrario antes que en mirar sus propios productos. Y así nos va, que cualquiera se mete a trabajar en esto, que sino fuera poco ganar sólo unas cuatro perrillas, tienes detrás a veinte personas dispuestas a darte la patada, a humillarte, a comerte vivo. Y todo esto, para que… ¿ para publicar un mísero tebeo ?

En diversos salones, el que subscribe ha ido entablando conversaciones con diversos autores y profesionales del medio. Muchas veces he tenido la impresión de que estaba metiendome en un patio de vecinas, en las que todas estaban dispuestas a sacar los trapos sucios de las demás. Alguna que otra vez he llegado a salir realmente asustado de las cosas que he oído y he dado gracias por no dedicarme a esto de los monigotes.

Pero como en todas las cosas, existiran sus malos y sus buenos momentos. Y los buenos momentos son los fans. JMV los tiene, y muchos. Desde aquí me gustaría darle animos para que siga adelante con sus tebeos. Que no se rinda y que siga dandonos muchos ratos de entretenimiento a los únicos que realmente importamos, a sus lectores.

2 opiniones en “JMV y la infamia de la industria”

  1. Perdón por la molestia, pero… ¿No ibas a escribir en este log cada dos días?

    Es que ya van más de diez…

    Aunque sean dos líneas diciendo:

    «Estoy muy liao, no puedo escribir ná, pronto volveré».

    O algo así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.